domingo, 29 de julio de 2012

Hongos Guachipilín


Hongos Guachipilín  servidos en Mesón Panza Verde
Durante los meses de la época lluviosa en Guatemala es común encontrar variedad de hongos comestibles, considerados una exquisitez para preparar platillos únicos y esperados con gran gusto por meses, lo que los convierte en  tesoros preciados.

En algunos casos hay que viajar a lugares específicos para tratar de encontrar el tipo de hongo que se desea, como es el caso del hongo Guachipilín, que se consigue durante la época de la milpa en el área de Sacatepéquez, próxima a las faldas del Volcán de Agua, como puede ser en Santa María de Jesús o San Juan del Obispo, entre otros lugares. Resulta en algunos casos difícil de hallarlo, aunque a veces se consigue en algunos mercados locales.

Hongos Guachipilín
Pero, ¿cuáles son las características de este mencionado hongo? Es un hongo color café claro, bien conformado, de consistencia firme y con un olor peculiar a madera, hierba seca o tierra fresca. Estos hongos crecen en la broza o en la raíz o troncos más viejos del árbol de Guachipilín y  de ahí viene precisamente su nombre.



Allan y Kevin de Mesón Panza Verde.

Estos perfumados hongos permiten ser preparados de diversas formas. Para quienes los degustan después de su recolección en una caminata en el propio bosque, simplemente asados y sazonados con sal será suficiente, o bien guisados con tomate, laurel y tomillo, a lo que se puede adicionar crema, o en pulique, que es un recado.

Tuve la oportunidad de degustar este delicioso hongo, por una amable invitación  en la Antigua Guatemala. Primero aprecié los hongos que posteriormente serían finamente preparados con tomate cherry, cebolla morada, ajo, aceite de oliva, vino blanco, perejil, sal y pimienta, además de la bella presentación;  sin más, toda una exquisitez al paladar.


2 comentarios:

  1. Agradezco a mi apreciado estudiante Kevin, por darme la oportunidad de conocer y degustar este hongo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias a usted Chef por compartir su interes en nuestra riqueza culinaria, a ver que otra cosa encontramos por un mercado o un pueblo...y lo volvemos a comentar, un gran saludo.

    ResponderEliminar